viernes, 21 de diciembre de 2012

IDEAS

Las ideas vuelan como remolinos de humo,
cruzando mares y montañas,
algunas tan puras que se pierden,
convirtiéndose en nubes febriles,
estallando en tormentas llorosas,
enterrándose en el subsuelo,
olvidadas bajo las pisadas de la multitud.